Este es uno de los grandes misterios de la factura de la luz.


La fórmula de la compra de combustible es una fracción:

 ¿Cómo?

Con esta fórmula que es uno de los mayores misterios de la AEE: la fórmula de ‘Ajuste por Combustible’. 

 

¿Ajuste o desajuste?

Si la Autoridad pierde electricidad, sea por ineficiencia, por robo de luz o porque el consumo en el País ha ido bajando, al final del mes te cobra todas esas pérdidas ajustando el ‘Ajuste’ y desajustando tu presupuesto familiar porque no tienes forma de saberlo con anticipación.

 

O sea, que como los abonados pagan mensualmente por las ineficiencias, pérdidas y robos, la Autoridad no tiene un incentivo para ser eficiente.

No importa lo que pase,
la AEE siempre puede pasarte la factura.

 

En los Cargos por Compra de Energía, la AEE usa otra fórmula donde te cobra por la electricidad que le venden compañías privadas que producen energía con carbón, gas, sol y viento.


Dos de las plantas generadoras privadas, AES y EcoEléctrica, producen el 32% porciento de la electricidad que se vende en Puerto Rico.

La producen a $0.09 el kwh y
la AEE te la vende entre $0.26 y $0.30.





 

O sea, que la AEE compra la energía barata pero, con sus fórmulas, le añade cargos que no te explica.

No importa cuán barata se produzca la electricidad la AEE tiene la facultad de cobrarte lo que quiera por el kilovatio.

O sea que mientras ella misma siga determinando los precios y regulando el mercado, integrar productores más eficientes no será garantía de una factura más económica.

 

 

Así las cosas, resulta que más o menos el 33% de tu factura – uno de cada tres dólares que pagas –corresponde a los cargos ocultos en estas fórmulas.


Si quieres calcular cuánto le pagas a la AEE en cargos ocultos usa esta fórmula: 


Calcula:
si pagas $3,000 al año en electricidad, 
¡estás pagando $1,000 en cargos ocultos!

  

En 5 años, la AEE le ha cobrado a sus abonados $5,000 millones en cargos adicionales que no tienen que ver con el consumo de electricidad, ni con la compra de combustible, ni con la compra de energía.


Lo increíble

es que cada año
la AEE cobra más
en cargos ocultos

 

 

 

 

 

 

¿Cuál es el gran secreto detrás del cantazo?

Que más allá de que tú y tu familia controlen el uso de energía,

 

o que el costo del petróleo suba o baje en el mercado mundial,

  

o que incorporemos nuevos productores de energía,

mes tras mes, la AEE seguirá propiciándote un cantazo eléctrico en el bolsillo.

informado